Saint Germain

Decreto al Arcángel Miguel

Amado Arcángel Miguel, Defiéndeme en las horas de conflicto, sed mi protección contra toda maldad y tentación de las fuerzas visibles e invisibles, aniquiladlas.

Humildemente os suplico, Príncipe de la Legión Celeste, por el Poder de Dios remueve de mi atmósfera y de la atmósfera de la Tierra todos los espíritus mal intencionados que buscan corromper nuestras almas, remueve de mi camino todos los obstáculos que intenten impedirme servir a la Luz.
Así sea Amado Yo Soy.

   
 

Movimiento Metafísico

Corazón Violeta de Saint Germain

Mar Del Plata - Miramar

 
 

 

 
Yo Soy un Ser de Fuego Violeta, Yo Soy la Pureza que Dios desea